Nikki de Saint Phalle y la innovación en lo político

Hoy vengo a hablar de Nikki de Saint Phalle, artista francesa de la segunda mitad del siglo XX, y de cómo algunas de sus obras son una magnifica oportunidad para discutir sobre el concepto de innovación en lo político. 

Nikki de Saint Phalle, nacida en Francia en 1930 en el seno de una familia aristocrática, fue una de las impulsoras del movimiento Nouveau Realisme. Su obra tuvo un efecto significativo en el desarrollo del arte conceptual. Sus obras a menudo combinaban la performance y el arte plástico de formas nuevas, combinando y desmantelando jerarquías entre la pintura, la escultura y el rendimiento de una manera que influiría en generaciones posteriores de artistas conceptuales. Como feminista, el estilo único de Saint Phalle defendió el cuerpo femenino y la sexualidad femenina. Su trabajo inspiraría a generaciones de mujeres artistas que trabajan con el problema y el desafío de la representación del cuerpo femenino. Saint Phalle también dejó un importante legado de escultura pública, tanto en su Tarot Garden en Toscana como en otros lugares del mundo.

Sus numerosas obras, como la colección de Nanas, esculturas a gran escala pintadas con colores brillantes, que representaban a mujeres voluptuosas que retrataban la feminidad y la maternidad, tienen un potencial terrible para analizar cuestiones relacionadas con el género, la sexualidad o el machismo en nuestra sociedad, pero para este artículo vamos a centrarnos en su serie Tir (disparo).

Niki de Saint Phalle (1961): "Tableau tir". Moderna Museet, Estocolmo., Suecia.
Niki de Saint Phalle (1961): “Tableau tir”. Moderna Museet, Estocolmo., Suecia.

A principios de la década de 1960, Niki de Saint Phalle sacudió la escena artística dominada por los hombres hasta sus cimientos con sus Tir. En estos trabajos, cubría contenedores de pintura con gruesas capas de yeso en una tabla. Luego, les disparaba con un rifle desde gran distancia. Así, cuando la bala penetraba en los contenedores, la pintura salía al azar sobre el yeso dejando rastros irregulares de pintura sobre el mismo.

En estas obras el resultado final no era lo más importante de la obra; el elemento más relevante era el papel que adquiría la artista disparando el arma y todo el simbolismo que acarreaba ese disparo. Tal y como comenta (Brutsche, 2012), estas obras eran una expresión muy autentica de rabia interior y agresividad. En boca de la propia Saint Phalle: “In 1960 I was a very angry young woman. Angry at men and their power. I felt that they had robbed me of my own free space in which I could develop myself. I wanted to conquer their world, to earn my own money. Angry with my parents who I felt had raised me for the marriage market. I wanted to show them that I was somebody, that I existed and that my voice and my scream of protest as a woman were important. I was ready to kill.” 

Siguiendo a Brutsche, vemos que con estas obras Saint Phalle se liberaba a sí misma para poder ser entendida como una mujer creadora y creativa. Era un acto profundamente revolucionario y existencial sobre la autonomía y su capacidad creadora. Se trataba de una destrucción liberadora de las imágenes simbólicas de los roles colectivos que se le habían impuesto.

Des de nuestro punto de vista, compartimos plenamente el análisis de esta obra y la idea que transmite, pero creemos que podemos complementarlo y generar mayor debate si damos perspectiva histórica al mismo. Imaginemos que Nikki de Saint Phalle no hubiese existido y que la primera artista que hace una obra como Tir la realiza en el año 2018. Nuestra opinión es que la obra, si llegase a un público amplio, causaría un profundo impacto y generaría numerosos debates que, en última instancia, es uno de los principales motivos rectores del arte. Pero esto nos genera una pregunta más amplia: ¿cómo puede ser que un acto artístico realizado en 1961, hace casi 60 años, nos pueda parecer rompedor en 2018? ¿No existe la innovación en lo político? ¿Estamos condenados, como sociedad, a tener una capacidad de cambio tan limitada de nuestras condiciones vitales y existenciales que toda nuestra práctica política es una repetición de elementos del pasado?


Referencias 

  • Brutsche, P. (2012):”NIKI DE SAINT PHALLE: a Psychological Approach to Her Artwork and the Symbolic Significance of the Tarot Garden. ARAS Connections Issue” (Vol. 1). De: https://aras.org/sites/default/files/docs/00050Brutsche.pdf
  • El País. (2014). Niki de Saint Phalle, a tiro limpio | Cultura | EL PAÍS. Retrieved September 12, 2018, from https://elpais.com/cultura/2014/10/29/actualidad/1414586108_585881.html

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *