¿Qué es la filosofía?

Hoy 15 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Filosofía y, aprovechando que Barcelona está repleta de actividades relacionadas con la filosofía por la celebración de la V edición del festival Barcelona Pensa, des de DecMag también queremos contribuir a esta celebración reivindicando una pregunta que, como dice Deluze, nos planteamos con moderada inquietud: ¿Qué es la filosofía? Sí, esta es la pregunta que según Deluze no nos hacemos lo suficiente y que él, junto con Félix Guattari, se plantea en un libro con título homónimo a la pregunta.

Es verdad que muchas veces nos es más fácil definir un concepto a partir decir aquello que no es. Así pues, y siguiendo a Deluze, si hay algo que podemos decir, es que la filosofía no es contemplación, ni reflexión ni comunicación. No es contemplación porque la contemplación hace referencia a las cosas propias en tanto que consideradas en su propio momento de creación, tampoco es reflexión porque nadie necesita a la filosofía para reflexionar sobre cualquier cosa en general y tampoco comunicación, ya que esta se centra en el ámbito de las opiniones con el objetivo de crear consensos y no conceptos. Porque para Deluze, y esto es precisamente lo que trata de explicar en ¿Qué es la filosofía?, la filosofía es el arte de crear, formar, inventar y fabricar conceptos, otorgando así al filósofo la categoría de especialista de los conceptos:

El filósofo es un especialista en conceptos, y, a falta de conceptos, sabe cuáles son inviables, arbitrarios o inconscientes, cuáles no se resisten ni un momento, y cuáles por el contrario están bien concebidos y ponen de manifiesto una creación incluso perturbadora o peligrosa” 1

 Y, es que, de hecho, no sólo Deluze, sino que ya Nietzsche determino la tarea de los filósofos cuando escribió:

“Los filósofos ya no deben darse por satisfechos con aceptar los conceptos que se les dan para limitarse a limpiarlos y a darles lustre, sino que tienen que empezar por fabricarlos, crearlos, plantearlos y convencer a los hombres de que recurran a ellos.”2

 Así pues, vemos que el filósofo no debe ser un ser pasivo quien trabaje a partir de la herencia de sus antecesores, sino que es necesario que adopte una actitud de desconfianza, sobre todo hacia aquellos conceptos que no han sido creado por uno mismo y que se establecen por tradición, tiene que desconfiar de los universales ya que estos de por si no explican nada, sino que tienen que ser explicados

En definitiva, y si hay algo que debemos recordar en días como hoy, es que es necesario que la filosofía recuerde sus orígenes griegos, donde la filosofía, más que en cualquier otro momento de la historia, fue el arte de fabricar conceptos. Porque, si la filosofía tiene un origen griego, es porque en sus ciudades, a diferencia de los imperios o los Estados, se inventan el agon como norma de una sociedad de “amigos”, es decir, la disputa y el debate entre iguales. Y es por eso que des de DecMag nos alegramos que en nuestra ciudad haya un constante debate que se acentúa en días como hoy gracias a iniciativas como el ya mencionado Barcelona Pensa. Porque hoy, más que nunca, es necesario volver a ratificar la muerte del Sabio, aquel quien predica y afirma poseer la sabiduría, sustituyéndolo al mismo por una comunidad de amigos de la sabiduría, quienes, siendo conscientes que no poseen el conocimiento formalmente se dediquen a inventar, pensar y en definitiva crear conceptos.

Referencias:

  1. Deluze.G, Guattari.F (2017): “¿Qué es la filosofía?” Anagrama, Barcelona España.
  2. Nietzsche, (1884-1885):” Póstumos.” CEuvres philosophiques, XI, Gallimard,
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *